Nací en Madrid y mis recuerdos infantiles juegan al escondite en el patio de una pequeña casa en Cuatro Caminos. Allí aprendí la mitad de lo poco que sé. Mi primera juventud fue un paseo por los locos y creativos años ochenta.  La música y la fantasía nunca me han abandonado y a pesar de las injusticias y maldades que nos rodean, aún creo en un mundo mejor. Un mundo en el que la cultura sea el plato principal en el banquete de los pueblos. A veces imagino que despertamos y dejamos de hacerle el juego a los que se enriquecen inventándose guerras. Y sigo soñando que borramos las fronteras y liberamos los márgenes.

LEER TODA LA BIOGRAFÍA

Esther Aparicio

Últimos post

INVENTARME UNA VIDA SIN TI

Hace días que mi querida Bardita se fue y apenas puedo asomarme al abismo de su ausencia. Escribo sobre su pérdida porque no sé hacer otra cosa y ni eso sé hacer en este momento. Aún no he podido quitar sus camitas ni su bebedero, tal vez ese lado mío tan infantil espera que regrese…